SOSTENIBILIDAD

Nosotros vivimos la sostenibilidad

Nuestro fundador, Walter Rau, ya tuvo la convicción en 1958 de vivir la sostenibilidad. Para el, este hecho fue motivación suficiente para desarrollar cosmética natural. Hoy en día también sigue siendo nuestro objetivo desarrollar cosmética natural, que conserve y cuide la salud, vitalidad y la belleza natural de cada persona. Para ello empleamos, siempre que la calidad y la cantidad nos lo permita, materia prima de cultivo biológico controlado.

Somos miembros fundadores del primer sistema de certificación alemán de cosmética natural (BDIH). En 2001 nuestros productos fueron los primeros en ser certificados como BDIH.

Desde 2014 nuestros nuevos productos llevan también el sello internacional COSMOS y hemos ido adaptando poco a poco nuestros productos BDIH.

Desde enero de 2017 es obligatorio cumplir los estándares COSMOS para los nuevos prouctos – esto se aplica a todos los miembros de BDIH, Ecocert, Cosmebio, ICEA y Soil Association, que juntos representan a nivel mundial el sistema más grande para certificar la auténtica cosmética natural.

La gran mayoría de nuestros productos están certificados según los estándares COSMOS.

Detrás de nuestros productos se encuentran auténticas historias – una de ellas es la emocionante historia cultural de la planta medicinal valeriana (Speick en alemán).

La ecología y regionalidad, sostenibilidad y humanidad – desde nuestros inicios estos valoren han jugado un papel importante para la cosmética natural de Speick. Como pequeña empresa familiar, producimos toda nuestra cosmética desde hace 90 años en los alrededores de Stuttgart (Alemania), desde la producción hasta la logística de los envíos.

En la actualidad somos uno de los pocos elaboradores de jabones alemanes. Como no queremos dejar en manos de máquinas todos los pasos en el proceso de elaboración, seguimos haciendo algunas cosas a mano, como siempre.

En la selección de nuestras materias primas y embalajes, los criterios ecológicos y sociales juegan para nosotros un papel decisivo. Principalmente nos es importante trabajar conjuntamente con nuestros socios en la región, para evitar transportes largos, pero también, para fortalecer la economía regional. Para nosotros el comercio justo comienza en nuestra propia casa.